Croquetas de Jamon y Beicon con mermelada de pimientos


Croquetas de Jamon y Beicon con mermelada de pimientos

El origen de la croqueta se remonta a Francia del s. XIX. La palabra francesa croquette proviene del vocablo croquer que significa morder algo crujiente.

Croquetas solo hay unas y esas son las de tu madre y/o abuela, pero aquí te dejamos la nuestra para que la pruebes.

INGREDIENTES (para 30 croquetas aproximadamente)

  • 100 g de beicon
  • 100 g de jamón serrano
  • 3 huevos para rebozar
  • Pan rallado
  • Sal
  • 20 g de aceite de oliva virgen extra (unas 3 cucharadas grandes) para el relleno
  • Aceite para freír
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • 1 cebolla mediana
  • 50 g de harina ( para el relleno)
  • 30 g de mantequilla
  • 1/2 l de leche bien fría

Sugerencias:

Una vez elaboradas, se pueden meter en una bolsa e introducirse en el congelador. Cuando queramos hacerlas, no hace falta descongelarlas. Se ponen a fuego medio y se van haciendo poco a poco.

Esta receta también permite añadir un par de huevos picados a la mezcla justo antes de moldearlas.

Presentación:

Colocar las croquetas en una fuente preferiblemente plana y la mermelada en una salsera para que evitar que se ablanden.

  • Picar el jamón serrano y el beicon. Picar la cebolla y reservar.
  • Poner el aceite de oliva, la mantequilla, un poquitín de sal y la cebolla y pochar a fuego lento. A continuación, añadir el beicon y el jamón serrano.
  • Añadir la harina y tostarla ligeramente para, después, añadir la leche hasta cubrir la mezcla. Sazonar con pimienta y nuez moscada al gusto.
  • Remover constantemente con una cuchara de madera hasta que la mezcla se despegue totalmente de la cuchara al retirarla.
  • Colocar la mezcla en una fuente, cubrirla con film transparente y guardar en la nevera toda la noche (se puede dejar sólo unas horas en la nevera pero la elaboración será más dificultosa).
  • Untarse las manos con un poco de aceite y hacer las croquetas con forma redondeada o alargada, según el gusto.
  • A continuación, pasarlas por el huevo batido y luego por el pan rallado.
  • Introducir las croquetas en la freidora (o en una sartén con aceite para freír) y dejar que se doren. A continuación, colocar en una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Mademi-Sesion 1-78